Campañas en el PAN: así arrancan Cortés y Gómez Morin

En el PAN comenzaron en tiempo y forma las campañas por la dirigencia nacional; los candidatos Marko Cortés y Manuel Gómez Morin intentaron imprimir su estilo y su sello en el primer paso por hacerse del partido, en lo que podría ser una “ventana de oportunidad” por renovar a ese órgano político, luego del desastre del 1 de julio. Los matices que ambos ofrecen a la militancia tienen que ver con la búsqueda de la unidad y ser una verdadera oposición ante “el totalitarismo” que según ellos se avecina.

Es importante recordar que cada una de las candidaturas aprobadas recibió las firmas de apoyo de por los menos el 10% de los militantes. El tope de campaña es de 5 millones de pesos, teniéndose que allegar los recursos de donadores privados, en términos de la reglamentación del Instituto Nacional Electoral (INE), dado que el partido no absorberá estos gastos con recursos públicos.

Por lo pronto en su arranque de campaña, Marko Cortés hizo un atento llamado la unidad y cuestionó las malas decisiones en el partido; en su carta de intenciones estableció que “las últimas alianzas no funcionaron, que la dirigencia nacional debe ser un árbitro imparcial y nunca ser parte de los procesos internos”.

Subrayó que los militantes tienen que ser tomados en cuenta en las grandes decisiones del partido y son quienes deben ser los que elijan a sus candidatos. Como sombra y lastre, el excoordinador de los diputados tendrá que mostrar que no es el “anayista” de la contienda.

Humberto Aguilar, su coordinador de campaña criticó a Manuel Gómez Morin por su discurso de críticas; consideró que “no es el camino de la búsqueda de reencontrarnos con los ciudadanos, del reencuentro con los principios ni de la modificación de las prácticas al interior del PAN”. Esa es la carta de intenciones que presenta esta oferta a los militantes blanquiazules.

En cuanto a Manuel Gómez Morín Martínez subrayó que es necesario contar con una dirigencia comprometida. Su arranque lo realizó en la casa de la Lilia Gómez Mariscal, militante panista desde 1965, como una muestra de que atenderá a los panistas militantes de origen y como un claro retorno a las raíces de sus postulados.

Allí ofreció que la dirigencia que encabece no surgirá de acuerdos cupulares sino de pactos con la militancia que constituye, dijo, su reserva moral.

Expresó amplio interés en convertir a Acción Nacional en una oposición que sea “la voz de los ciudadanos, cómo vamos a ser la fuerza que le va a poner límites, que le va a poner freno, que le va a decir hasta aquí a las ocurrencias, a la incongruencias y al totalitarismo que se nos avecina”. Porque en eso Gómez Morin fue enfático: “se asoman negros nubarrones en México” con el nuevo gobierno. Como lastre, el nieto del fundador panista debe demostrar que detrás de él no se encuentra el expresidente Felipe Calderón.

Esto es lo que se puso en marcha y que panistas, y no panistas, observarán en las próximas semanas; no puede preverse una campaña “tersa y de propuestas”. Los aspirantes saben que buena parte de su futuro político, y de todo esa institución, se pone a prueba en la jornada de la elección el 11 de noviembre.

Noticias Tamaulipas por Oscar Rafael Contreras Nava

Noticias Tamaulipas : Soy analista político por profesión, periodista por herencia . Nací en Tampico, casi me críe en Victoria, terminé primaria en Nuevo Laredo, pero la secundaria y la prepa en Tampico, la universidad en Monterrey en la UANL y he vivido en Reynosa, Matamoros, ciudad de México, Puebla, Cozumel y Cancún a ratos Monterrey...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *