La nube de polvo del Sahara en México: lo que debes de saber

  • Es la nube más grande registrada en los últimos 50 años
  • Los expertos recomiendan el uso de cubrebocas para evitar daños a la salud.

Hay una nueva razón para usar un cubrebocas además de la pandemia por la covid-19. Una nube gigante con polvo proveniente del desierto del Sahara, en África, ha arribado al país desde el Caribe y se encuentra en los Estados de la península de Yucatán desde el 24 de junio. Luis Ladino, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, explica que se trata de un fenómeno que se repite cada año, pero en esta ocasión se trata de la mayor cantidad de polvo registrado en los últimos 50 años.

 

“Se espera que esta pluma con polvo proveniente del desierto del Sahara salga por el golfo de México el 26 de junio y tenga su mayor impacto en los Estados de la península de Yucatán”, explica Ladino en una conferencia virtual. Esta nube de polvo contiene partículas ultrafinas menores a los 2,5 micrómetros (PM2.5) que pueden ser perjudiciales para la salud si se respiran por un periodo considerable de tiempo. “Estamos experimentando un aumento del 800% y la pluma apenas está llegando. Es bastante significativo”, expresó el académico.

Las personas con enfermedades respiratorias, adultos mayores, mujeres embarazadas y menores de edad son particularmente susceptibles de manifestar efectos negativos al respirar este polvo, por lo que deben de usar cubrebocas, permanecer en interiores y mantener las ventanas cerradas para evitar que las partículas finas dañen su salud.

De acuerdo con un estudio de la UNAM, la presencia de micropartículas, presentes en el ambiente por contaminación ambiental, aumenta entre 300 y 500% cuando hay presencia de plumas de polvo desértico, un fenómeno que es más frecuente en el verano. “Cada año los desiertos africanos, siendo el del Sahara el más grande, emiten a la atmósfera aproximadamente 800 millones de toneladas métricas de partículas finas de polvo, y cada verano, entre los meses de julio y agosto, se dirigen hacia el Caribe”, indicó.

Alejandro Aguilar Sierra, del Laboratorio Nacional de Observación de la Tierra del Instituto de Geografía de la UNAM, señala que han dado seguimiento a éste y otros fenómenos atmosféricos con ayuda del satélite GOES-16 de la NASA, obteniendo información que será clave para comprender más este tipo de eventos.

Aunque las afectaciones en México no serán significativas, los investigadores llamaron a la población de Yucatán, Quintana Roo y Campeche a proteger las vías respiratorias con cubrebocas y evitar estar en el exterior. “A Ciudad de México y el centro del país esperamos que llegue muy disipada esta nube”, comenta Ladino.

La presencia de este polvo disminuye la visibilidad y empeora la calidad del aire. Sin embargo, este fenómeno no es negativo en su totalidad, ya que la presencia de esta nube ayuda a inhibir la creación de ciclones tropicales en el Caribe y transporta diversos nutrientes benéficos para muchas especias. “La ausencia de humedad ayuda a que no haya huracanes, además de que ayuda a enfriar la superficie terrestre”, detalla.

Frente a cualquier problema o situación de emergencia, como la epidemia por Covid-19, es posible regresar a un estado de calma y encontrar equilibrio emocional.

Frente a cualquier problema o situación de emergencia, como la epidemia por Covid-19, es posible regresar a un estado de calma y encontrar equilibrio emocional, explica Raymundo Calderón, director nacional de Psicología en la Universidad del Valle de México.

1. Es normal tener miedo. Por naturaleza, el ser humano teme a lo desconocido pues no sabe cómo enfrentar los posibles peligros que se originen. En el caso de la pandemia provocada por el nuevo coronavirus, tenemos el referente de lo que sucede en otros países, y sabemos cuáles son las medidas que se pueden tomar y que es posible estabilizar la situación, como sucedió en Wuhan, China, epicentro del brote.

2. Cambia de chip. Pensar todo el día en lo malo no te llevará a nada, sólo conseguirás agobiarte. Intenta ver más allá del asunto que te incomoda y reflexiona sobre cómo puedes influir positivamente en tu entorno. Esto te permitirá tomar mejores decisiones y establecer estrategias para abordar el problema.

3. Enfócate en lo positivo. Durante la cuarentena, por ejemplo, puedes dedicar más tiempo para ti. Escucha la música que te gusta, haz un maratón de tu serie favorita, juega con tus mascotas, practica yoga o alguna rutina de ejercicio en casa, o bien cocina ese platillo que te encanta. El reto será organizarte bien y establecer horarios para cumplir con tus pasatiempos y obligaciones.

4. Desarrolla resiliencia. Realiza una introspección de tus pensamientos para atender tus emociones. No los juzgues, sólo obsérvalos e indaga poco a poco en la razón por la que te atormentan. Con este tipo de dinámicas, propias del mindfulness, podrás conocerte mejor y fortalecerás tu confianza.

5. Sé realista y actúa. En lugar de preocuparte por la circunstancia global que no puedes cambiar, concéntrate en lo que está en tus manos: traza estrategias, ante distintos escenarios, para identificar qué recursos necesitas para lograr tus metas frente a la adversidad.

6. Valora las enseñanzas. El aislamiento provoca un crecimiento personal, porque cada quien va creando tácticas de adaptación a esta realidad, desde adoptar un ritmo de estudio virtual, hasta mejorar la convivencia en casa, afianzar lazos afectivos con algunas personas y definir o redefinir tu proyecto de vida.

7. No sobredimensiones. No te pierdas en la cantidad de contagiados y muertos que ha dejado la crisis sanitaria, cifras que se destacan más que el número de pacientes curados. Más fuerte que el virus -que se desactiva con agua y jabón- puede ser el miedo. Concéntrate en ti, en los recursos que tienes a tu alcance y en los que puedes desarrollar para enfrentar mejor la situación.

8. Cuida la información que consumes. En internet y redes sociales circulan muchos mensajes contrarios sobre lo que debemos hacer y lo que no; tanta incertidumbre puede causar pensamientos pesimistas. Lo mejor es consultar fuentes confiables y mantener algún horario sin exposición a estos contenidos, para no sobresaturarse.

9. Si te sobrepasa, pide ayuda. Si te sientes abatido emocionalmente, desanimado o muy preocupado, busca apoyo psicológico por teléfono o en línea. Por ejemplo: Educatel, de la SEP: 553-601-7599 y 800-288- 6688; UVM, bit.ly/2UEol24, y Anáhuac, clinicapsicologia.uams@anahuac.mx.

10. Apóyate en recursos oficiales. La Secretaría de Salud creó el portal: coronavirus.gob.mx, en donde encontrarás lo último en información de primera mano. Si tienes dudas o quieres pedir informes, puedes llamar al 800 900 3200, si te encuentras en Edomex, o al 800 004 4800, si estás en cualquier otro estado.

Noticias Tamaulipas por Oscar Rafael Contreras Nava

Noticias Tamaulipas : Soy analista político por profesión, periodista por herencia . Nací en Tampico, casi me críe en Victoria, terminé primaria en Nuevo Laredo, pero la secundaria y la prepa en Tampico, la universidad en Monterrey en la UANL y he vivido en Reynosa, Matamoros, ciudad de México, Puebla, Cozumel y Cancún a ratos Monterrey...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *