Tendencias: El Origen de la tragedia

Por Oscar Contreras 

La terquedad del presidente Andrés Manuel López Obrador para no atacar a los cárteles de la droga ni a la delincuencia organizada, está basada en lo que no sucedía desde los años 50’s a finales de los 70’ s en México. Sin embargo a López Obrador se le olvida que la inseguridad que hoy tenemos no es más que una consecuencia de lo que en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari sucedió, cuando inició el cambio de la clase política en el país e incorporó empresarios, profesionistas graduados en universidades privadas y  extranjeras -tecnócratas- a la estructura gubernamental y legislativa, pero fracasó y puso a México en crisis.

Salinas de Gortari nunca contempló que la falta de experiencia política por parte de los empresarios y tecnócratas graduados en el extranjero  generaría más corrupción en los gobiernos en sus tres niveles, por lo que la delincuencia organizada y los cárteles de la droga, tuvieron mucho más influencia en las decisiones sobre el manejo de la seguridad y por eso, se expandieron por todo el país sin tener quien los detuviera, la aprehensión de Genaro García Luna es una muestra de ello, aunque antes hubo mucho más ejemplos.

Por otra parte, la falta de sensibilidad social para entender la realidad por parte de esta nueva clase política, generó que la delincuencia creciera y estos pusieran en peligro la estabilidad de los tres niveles de gobierno. Habremos de recordar que el origen y formación de los cuerpos policiacos, surgían de las clases más necesitadas y a veces, quienes los dirigían habían salido adelante por ganarse la confianza de los gobernantes, pero cuando estos cambiaron por los empresarios y tecnócratas en el poder, estos los alejaron, porque les dieron trato de empleados con lo cual perdieron contacto y la complicidad que antes gozaban, y esto llegó a poner en peligro la gobernabilidad.

Por ello, cuando los tecnócratas en el poder presidencial ya no pudieron controlar a las policías sacaron de los cuarteles al Ejército Mexicano y a los integrantes de la Marina Nacional, para que vigilaran y cuidaran el territorio nacional porque se encontraba en peligro de caer en las manos de la delincuencia.

Es importante comentar que antes de que Salinas de Gortari empezara a cambiar la clase política en el país, quienes decidían como manejar los cuerpos policiacos eran ellos mismos, por lo que conocían a la delincuencia y a los que tenían el negocio de las drogas, el contrabando y en pocas palabras se tenía control de la violencia. Pero esto se complicó al cambiar a la clase política, ya que la complicidad se perdió y ahí empezaron los problemas, ya que casi nunca se ponían de acuerdo para controlar la violencia y esto provocó que creciera el número de delitos por todo el país.

Carlos Salinas de Gortari estaba confiado en que su proyecto de integrar a la sociedad a las decisiones del gobierno con el Programa de Solidaridad, le daría un equilibrio a las acciones que se aplicaban en los programas de seguridad pública, pero esto nunca sucedió por el asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta y el arribo de Ernesto Zedillo Ponce de León a la presidencia de la República, quien tuvo la brillante idea de perseguir a los capos de la droga apoyándose de la DEA y así inició una guerra que después Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto continuarían y la cual aún es momento que no termina.

El caso es que Andrés Manuel López Obrador al llegar a la presidencia de la República no quiere continuar combatiendo a los cárteles de la droga ni a la delincuencia organizada, porque no quiere ensangrentar el país, pero ante su omisión ya tiene el primer año más violento que se haya tenido en la última década y esto empaña a su gobierno por lo que debe tomar medidas que controlen, no que acaben a los delincuentes como lo hacen en Estados Unidos, para que se detenga la guerra que sigue y tiene casi 20 años y nadie la detiene.

¿Qué hacer?… nos queda claro que en el pasado se encuentra la clave, el asunto es que habrá que revisarlo con detenimiento y platicar con los personajes que aún quedan vivos, porque tuvieron bajo su control la seguridad pública. De otra manera la violencia continuará y lo que ha sucedido en este principio de año en Nuevo Laredo es una muestra de ello y podría continuar creciendo este tipo de hechos violentos.

Punto final. No se sabe si es verdad o mentira, pero la pandilla de Xico González que comanda José Alfredo “Peluchín” Peña dicen que si usted paga el predial con tiempo, ellos le aseguran su casa de robos e incendios y de los asaltos que pudieran sufrir en algún cajero.

Dice Peluchín Peña que buscan proteger al contribuyente cumplido, para que se sienta protegido por la autoridad municipal y tenga la certeza que está asegurado si es víctima de un delito o si su vivienda sufre daños por algún incendio. ¿Qué les parece? y la pregunta sería….

¿Acaso no podrán hacer esto mismo con las calles de Ciudad Victoria?

Digo por aquello de que los vehículos sufren a cada rato desperfectos como consecuencia de los baches que existen por todas las calles de la capital del estado. ¿Cómo la ven? ¿Se podrá?….

https://oscarcontrerastamaulipeco.mx

Noticias Tamaulipas por Oscar Rafael Contreras Nava

Noticias Tamaulipas : Soy analista político por profesión, periodista por herencia . Nací en Tampico, casi me críe en Victoria, terminé primaria en Nuevo Laredo, pero la secundaria y la prepa en Tampico, la universidad en Monterrey en la UANL y he vivido en Reynosa, Matamoros, ciudad de México, Puebla, Cozumel y Cancún a ratos Monterrey...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *