Tendencias: México no es de AMLO

Por Oscar Contreras Nava

Ahora sabemos que el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador se apropió del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 (PEF) y se  olvidó acordar con los gobernadores las partidas que en los estados se requieren para las obras prioritarias de infraestructura y que son necesarias para consolidar su desarrollo.

Esto demuestra que López Obrador se hace cómo que no quiere entender lo que significa el pacto federal de coordinación fiscal, el cual implica distribuir a los gobiernos estatales los ingresos generados por el (IVA e ISR) y que la federación controla, en alrededor del 80% si no es que más, ya que son producto de estos impuestos federales que se pagan en cada una de las entidades del país y deben regresar para realizar obras, acciones y programas que beneficien a todos los mexicanos.

Esto quiere decir que los estados y municipios tienen una marcada dependencia financiera con la federación, porque todos los años religiosamente los gobernadores tienen que ir a negociar con el presidente de la República, los recursos que el gobierno federal les asignará teniendo como base las aportaciones que producen los impuestos  federales.

Así que esto se le olvidó al presidente López Obrador y casi la mayoría de los recursos los envió a los programas, acciones y obras que a él y únicamente a él le parecieron prioritarios, lo cual ha generado el cuestionamiento, la crítica y el reclamo de los mandatarios estatales.

Por lo pronto, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca está convocando a sus colegas a tener un dialogo fiscal para definir los pasos que darán en los próximos días y comenta que:

“El paquete económico presentado por la SHCP no atiende las distintas necesidades regionales. Proyectos prioritarios para Tamaulipas no tendrán recursos federales. El dinero de la nación no es de la federación. Urge convocar a los estados al dialogo fiscal.”

Por su parte, Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco señala que el “Presupuesto Egresos Federal se centraliza en los intereses del gobierno federal, ignorando las necesidades que surgen desde lo local…” y exige la reasignación de los recursos porque AMLO dejó a 125 municipios de Jalisco y al estado mismo sin apoyos federales.

A Javier Corral, gobernador de Chihuahua, el presupuesto que presento AMLO al Congreso lo decepcionó y declaró que su estado tendrá una reducción de casi el 30 por ciento de la inversión federal y convoca sus compañeros gobernadores a dar “una batalla federalista de fondo” para que defiendan a sus entidades.

Corral asegura que el PEF se enfoca a ganar la próxima elección y no en el crecimiento económico de tal manera que propone organizar una Convención Nacional Hacendaria donde se establezcan nuevas fórmulas de distribución de aportaciones y participaciones federales hacia los estados.

Otras voces como la del gobernador de Nuevo León, Jaime “El Bronco” Rodríguez, ha dicho en un tono más beligerante que en caso de que el gobierno federal no reasigne los recursos federales convocará a los ciudadanos a no pagar más impuestos y con esta acción estaría rompiendo con el pacto federal que podría llevarnos a un peor escenario político en el país.

Pero bueno, a López Obrador se le olvida que los gobernadores son tan legítimos como lo es él siendo presidente de la República, además de ser  también libres, independientes, soberanos y pudieran tomar medidas más drásticas para obtener los recursos que le llegan al gobierno federal con su colaboración.

Dicen los morenistas que son tiempos de la IV Transformación, pero con lo que su presidente hace, no transforma nada, es una regresión en la historia ya que AMLO desde el centro del país, busca controlar absolutamente todo cuando esa etapa los mexicanos ya la habíamos superado.

En fin, a López Obrador todo le había salido muy bien, incluso hasta sus puntadas de invocar a los dioses de nuestros antepasados indígenas, para que lo apoyen durante su gobierno, pero cuando se metió a repartir el dinero que le corresponde a los estados ahí se acabó el encanto… y ahora tendrá que pagar las consecuencias de sentirse único, omnipotente, supremo y absoluto.

Por eso, el gobernador García Cabeza de Vaca atinadamente señala que “el dinero de la Nación, no es de la federación” y ya veremos donde para todo esto… porque el Congreso de la Unión tiene hasta el 31 de diciembre para aprobar la ley de ingresos y presupuesto de egresos de la federación y en caso de que no exista una acuerdo nacional, automáticamente se aprobará el anterior, el presupuesto de 2018. Así de simple.

¿Y los legisladores tamaulipecos de Morena que posición tendrán?

Sería bueno que den la cara para saber de qué están hechos.

Esperamos que tengan suficiente coraje para defender a Tamaulipas del abuso que hace el tabasqueño y no sean agachones, porque hoy el estado los necesitas y es necesario que defiendan en este momento en el Congreso de la Unión el futuro de los tamaulipecos.

Estaremos pendientes de lo que hacen y dicen y aquí lo daremos a conocer… Ni más ni menos.

Noticias Tamaulipas por Oscar Rafael Contreras Nava

Noticias Tamaulipas : Soy analista político por profesión, periodista por herencia . Nací en Tampico, casi me críe en Victoria, terminé primaria en Nuevo Laredo, pero la secundaria y la prepa en Tampico, la universidad en Monterrey en la UANL y he vivido en Reynosa, Matamoros, ciudad de México, Puebla, Cozumel y Cancún a ratos Monterrey...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *