TLC: Tratemos Lo Conveniente

Por Alfredo Román González Fernández

Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas,

de pronto, cambiaron todas las preguntas.

Mario Benedetti

A un poco más de 23 años de entrar en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y ante la coyuntura que el nuevo gobierno de Estados Unidos ha impuesto, vale la pena reflexionar que desde su inicio, ningún país apostó tener un acuerdo que beneficiara a un solo país. Dicho acuerdo partió de generar una América del Norte competitiva, puesto que a ninguno de los países vinculantes conviene que a uno de los tres le vaya mal o se debilite.

Recientemente, seis ex embajadores de México en Estados Unidos han declarado a través de un artículo en el diario The Washington Post, la necesidad de que Estados Unidos trate a México como un socio estratégico y ponen de manifiesto que desde el inicio del Tratado los empleos estadounidenses vinculados al comercio con México crecieron de 700 mil a 4.9 millones, así como también el valor del comercio bilateral se ha multiplicado por seis.

Para que un cambio resulte exitoso, se debe partir de identificar claramente los problemas; un buen diagnóstico nos da los elementos para planear y tomar buenas decisiones. Escuchar solo una parte de los hechos puede llevarnos a tomar malas decisiones. La visión de que Estados Unidos ha perdido empleos a causa del TLCAN, es una visión corta e injusta. Habrá que considerar muchos factores, entre ellos, la automatización de la industria y el ingreso de China a la Organización Mundial de Comercio.

¿Hay algún país que tenga superávits con todos los países con los que tiene acuerdos comerciales? Por supuesto que no. Ahí radica la interdependencia en un mundo globalizado, acelerado, caótico y tecnológico.

Sentarse a renegociar el TLCAN implica considerar la visión empresarial de los 3 países. Una cosa son las motivaciones políticas que ayudan a generar adeptos y simpatías, y otra considerar los verdaderos cambios económicos y comerciales que requiere el Tratado. Hasta este momento no hemos escuchado lo suficiente a los empresarios ¿Qué piensan los grandes consorcios industriales donde su cadena de producción permea a los 3 países? Bajo esta cuestión habría qué mencionar que la mayor parte del valor del producto se queda en Estados Unidos.

No nos asustemos cuando escuchamos que hay que renegociar el TLCAN. Veamos una oportunidad en lugar de un problema. Es el momento de fijar una posición con respecto a las cosas que sí funcionan y las que no ¿O no tenemos nada qué proponer para mejorar el TLCAN? Así como también debemos considerar que México requiere diversificar el destino de lo que producimos, ¿Qué podemos vender, producir o innovar para los grandes países asiáticos? Tan solo la población de China, India y Japón representa un mercado de un poco más de 2 mil 800 millones de personas, es decir, 8 veces más que Estados Unidos de América.

Hoy, como nunca, la incertidumbre tumba empresas, elimina empleos, desequilibra los mercados bursátiles, etc. Certidumbre, es un sello que todo gobierno debe ofrecer a sus ciudadanos, en especial a los que generan empleo.

Ante la cercanía del proceso de sucesión presidencial en nuestro país, reflexiones y conozcamos sobre lo que los aspirantes actuales tienen intención de hacer respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, no olvidemos que quien ocupe la silla presidencial, coincidrá al menos 2 años con el actual gobierno estadounidense y eso implicará tener claro qué vamos a renegociar.

El TLCAN ha llegado para quedarse en los 3 países, pensar lo contrario generaría desequilibrios económicos y sociales que debilitarían la región, y eso, es precisamente lo contrario al fin que tiene dicho acuerdo.

Confiamos en que estas posiciones proteccionistas no contagien a otros países, porque como lo ha mencionado el prestigiado economista Paul Krugman, esto ocasionaría mayor pobreza y habría graves disrupciones ¿O estamos ante un mundo donde un país puede enfrentar solo los retos actuales?

Noticias Tamaulipas por Oscar Rafael Contreras Nava

Noticias Tamaulipas : Soy analista político por profesión, periodista por herencia . Nací en Tampico, casi me críe en Victoria, terminé primaria en Nuevo Laredo, pero la secundaria y la prepa en Tampico, la universidad en Monterrey en la UANL y he vivido en Reynosa, Matamoros, ciudad de México, Puebla, Cozumel y Cancún a ratos Monterrey...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *